Make your own free website on Tripod.com

 
 
 
 


 

 

Al-Nantadin : Nacido en la bella ciudad de Valencia. La vida de Al-Nantadin se mostró dinámica desde el principio. Descendiente de un linaje de aventureros-comerciantes su familia se desplazaba con las caravanas y los barcos mercantes allí donde hubiere un lugar para ellos.
Al poco de nacer Al-Nantadin su padre trasladó sus negocios a Toledo, y tres años después, lo haría a Córdoba, la Llama de Al-Andalus, donde los arrabales crecían diariamente, y las gentes se daban importancia sintiéndose superiores a cualquier otro que poblase el ancho mundo.
Finalmente, cuando Al-Nantadin contaba ocho años, tras un receso mercantil, se trasladaron a Nekor. Allí conoció a Walid, Alí y Jossef y trabaron amistad.
Nunca hubo un lugar que Al-Nantadin pudiera llamar casa, pero entre todos prefería el austero Nekor, lejos de la opulenta Córdoba o la legendaria Toledo; sólo Valencia, de la que no tenía mayor recuerdo que aquello contado por su madre, cautivaba su corazón con el deseo de visitarla. Desde niño tuvo un carácter extrovertido y afable, siempre propenso a una buena comida o a los placeres del amor.
En una última etapa, su padre recuperó cierto prestigió ante el emir y pudo regresar a Córdoba, donde ejerció su profesión hasta que una neumonía tomó su vida, aún joven. Al-Nantadin se hizo cargo de la profesión paterna pese a aborrecerla.
Un buen día, a su puerta llegó Walid y juntaron de nuevo sus destinos. Abandonándolo todo tras de sí, se embarcó en la Sombra de Alá.

Musulmanes : Walid - Alí - Al-Nantadin
Cristianos : César - Álvar - Raoul - Eurico - Edward